Quicena y El Castillo de Montearagón (Huesca) : Historia y cultura de un pueblo
Quicena
Histórica y Cultural

Fiestas


Las Fiestas Patronales son el conjunto de solemnidades con que una población, celebra anualmente la fecha de sus santos patrones. En España, este tipo de celebraciones suelen ser conocidas como fiestas mayores y menores.

En Quicena, las Fiestas Patronales son:


El Calendario Laboral es el calendario en el que se establecen anualmente los días de trabajo y los días festivos, y dependerá de cada localidad. Los días festivos que son comunes para Quicena y toda España son:

  • 1 de enero (Año Nuevo)

  • Viernes Santo

  • 1 de mayo (Fiesta del Trabajo)

  • 15 de agosto (Asunción de la Virgen), coincidente con que es festivo en el pueblo por ser la Patrona de Quicena 

  • 12 de octubre (Fiesta Nacional de España)

  • 8 de diciembre (La Inmaculada Concepción)

  • 25 de diciembre (Natividad del Señor)

Además, en Quicena son Festivos:

  • 23 de Abril (San Jorge, Patrón de la Comunidad Autónoma de Aragón)
  • 10 de Agosto (San Lorenzo, Patrón de la Ciudad de Huesca) 


Un poco de Historia

Ya no celebra como antaño las fiestas de San Antón, ni la comida popular que hacía al pueblo un ciudadano ilustre.

Se ha recuperado la tradicional hoguera que se enciende y la comida de San Fabián, el 20 de enero, como suscede en numerosos pueblos de la geografía aragonesa.

Animadas fueron las fiestas de Santa Águeda, del 5 de febrero, en las que se invertían los papeles hombre-mujer, y ellas eran las protagonistas de los actos organizados.

También se hacían en esta población animados Carnavales en los que predominaban la alegría y los disfraces.

El 29 de abril, Quicena celebra sus fiestas pequeñas en honor de San Pedro de Verona, siendo el 25 de julio cuando organiza con gran brillantez las de Santiago Apostol. Hoy las fiestas grandes consiste en misa baturra, actuaciones joteras, actos populares para los niños, etc.
En las de antaño, además de la misa y la tradicional ronda en que se iban recogiendo por el vecindario tortas, también había baile y merienda en la que el pollo era uno de los manjares degustados con alegría, por parte de los mozos.
Famosas en la comarca fueron las corridas de la manzana de Quicena, en las que al parecer- según explican los vecinos, participaban los mejores corredores de la zona, haciéndo animadas competencias,  que entusiasmaban al vecindario. Durante unos años se organizó el encierro de tocinos, que consistía en soltar un cerdo de gran tamaño por las calles e intentar cogerlo.

Por último, hubo una fiesta el segundo domingo de septiembre, que se ha recuperado. Al parecer, hace años la organizaba la cofradía de San Blas, en la que se asaba carne y se celebraba el releo de la misma en la plaza, siendo una subasta ésta que se hace en muchos pueblos aragoneses.

Hablando de romerías, la que se hacía el martes antes de la Asunción, ha pasado a domingo y es a Montearagón, donde van sus vecinos, junto a los habitantes de Loporzano.

A finales de Abril junto a Tierz y Huesca, van de romería al Santuario de Salas, mientras que el 29 de abril iban sus habitantes a la ermita de San Pedro Mártir.