Quicena y El Castillo de Montearagón (Huesca) : Historia y cultura de un pueblo
Quicena
Histórica y Cultural

La Virgen de la Asunción de Quicena


La Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora de Quicena ha adquirido por medio de una donación, una talla de la Asunción de la Virgen, también llamada "La Virgen de la Corona de Perlas" siendo esta advocación mariana, Patrona del pueblo de Quicena.

 

 La obra es del escultor aragonés Santiago Osácar Jiménez. El material que ha utilizado es madera de abedul y resina policromada y las medidas de la talla son 71 cm. de alto por 23 cm. de ancho y 17 cm. de profundidad.

La imagen representa la Asunción de la Virgen de una forma poco usual en la imaginería religiosa. El autor ha esculpido a la Virgen con las manos orientadas hacia el suelo y no hacia el cielo, quizás para expresar una mayor cercanía a los fieles.

De la imagen de la Virgen destacan, su marcada figura y la belleza de su rostro, otorgando a la Virgen una expresión más humana.

La imagen lleva una aureola de latón dorada, decorada con 12 rosas, en las que están engarzadas 12 perlas cultivadas. La aureola está realizada en Italia. 


 


Durante la Festividad de Santiago de 2016, la Virgen de la Asunción de Quicena fue consagrada, el domingo 24 de Julio.

Se va a situar provisionalmente en el lado derecho de la parroquia, en una pilastra al lado de la sacristía, sobre peana de madera, decorada de estilo barroco, datada en el año 2002 por el carpintero zaragozano J. Royo Temprado.  

En Junio de 2017 se ha donado un panel rectangular de madera tallado con formas florales en blanco decape, con medida 100 x 40 cm., y que hace de retablo para la Virgen de la Asunción.