Quicena y El Castillo de Montearagón (Huesca) : Historia y cultura de un pueblo
Quicena
Histórica y Cultural

Nuestra Señora del Pilar


La Virgen del Pilar es una advocación mariana de la Iglesia católica.

En la
Iglesia de la Asunción de Quicena se encuentra esta representación de la Virgen en el Altar de la Casa Ciria.


Este día, se celebra misa en honor a la Virgen del Pilar. Esta ceremonia se caracteriza por cambiarle el manto al pilar que sostiene la imagen, del rojo que usa habitualmente a otro blanco. Al final del oficio se le canta una canción a la Virgen y se le reza una oración.

 


Mientras tanto, en el pueblo se prepara un almuerzo. Migas a la pastora y vino


La leyenda sobre sus orígenes se remonta al año 40, cuando, de acuerdo con la tradición cristiana, el 2 de enero la Virgen María se apareció a Santiago el Mayor (Patrón de Quicena) en Caesaraugusta. María llegó a Zaragoza «en carne mortal» antes de su Asunción (nombre que se le da a la Iglesia de Quicena) y como testimonio de su visita habría dejado una columna de jaspe conocida popularmente como «el Pilar». Se cuenta que Santiago y los siete primeros convertidos de la ciudad edificaron una primitiva capilla de adobe a orillas del Ebro. Este testimonio es recogido por un manuscrito de 1297 de los Moralia, sive Expositio in Job, de Gregorio Magno, que se custodia en el Archivo del Pilar. La devoción mariana comenzó en los albores del siglo XIII, cuando comenzaron las primeras peregrinaciones a Santa María la Mayor.