Quicena y El Castillo de Montearagón (Huesca) : Historia y cultura de un pueblo
Quicena
Histórica y Cultural

La Villa de Quicena


  • País: España
  • Comunidad Autónoma: Aragón
  • Provincia: Huesca 
  • Comarca: Hoya de Huesca / Plana de Uesca
  • Municipio: Quicena
  • Código postal: 22.191
  • Superficie municipal: 9,7 km.
  • Altitud: 474 m.
  • Habitantes: 300 (en 2015)
  • Gentilicio: Quicenero, Quicenense
  • Apodo: Calabaceros, Meloneros

 

 
 
 
Pueblo situado en la Hoya de Somontano a cuatro kilómetros de Huesca. Conserva en sus calles y edificios, en su entorno natural y en la presencia monumental del Castillo de Montearagón, rasgos imborrables de historia milenaria.  
 

 


Historia:

Paisajes de llanos, colinas, ríos que acogió a la civilización romana. Quicena se fundó como villa rural que abastecería a Osca, accesible por calzadas que hoy seguimos por losas y puentes. Su nombre puede deberse a un hito, un número en vías romanas.

 



El devenir trajo a los visigodos y musulmanes, luego conquistados por los primeros aragoneses, reyes cristianos, que marcaron la historia del pueblo. 
 
En 1086, por deseo de los reyes Sancho Ramírez y Pedro I, que tanto favorecieron el lugar de "Kezena", pasó a pertenecer a la poderosa abadía de Montearagón, con todos sus términos (y excepción hecha de ciertas partes).

 

De estas partes, Pedro I dió el lugar en 1096, con excepción de dos heredades que había prometido, respectivamente, a Fortuño Ariel y a la condesa doña SanchaÉsta donaría su parte posteriormente a las monjas de Santa Cruz de la Serós. 

 
 

 
Quicena, pasó después a Alfonso el Batallador, que puso el lugar bajo la tutela de su esposa doña Urraca I de León.


 


En 1266, el Obispo de Huesca (Domingo de Sola: 1253-1289) expulsó a los mudéjares de Quicena, y este mismo año, el Abad Montearagonense Juan, otorgó a la Villa de Quicena una serie de Privilegios, recogidos en la Carta Puebla, custodiada en el Archivo Histórico Nacional.




En 1391, el Rey Juan I de Aragón vendió Quicena definitivamente al abadiado de Montearagón, de cuya protección no salió nunca más.

En la época de los Reyes Católicos, a finales del siglo XV, la Villa de Quicena contaba con 13 "fuegos" (casas u hogares).



En 1628, don Pedro de Suelves hizo una fundación para dotar doncellas pobres y honestas en su matrimonio.

En 1646, la familia Ciria que tuvo gran influencia en  los tiempos de Felipe IV, se retiró a su casal que poseyeron en Quicena para librarse de la peste.


Entre 1712 y 1731, el abad de Montearagón, don Pedro Cayetano Nolivos, costeó la construcción de la Iglesia de Quicena.

En 1858, fue reparada la parroquia del pueblo.



En la Guerra Civil (1936-1939), el pueblo de Quicena fue asediado por el bando republicano. El retablo de la Iglesia Parroquial junto con muchas obras de arte que en ella se custodiaban, fueron extraidas del tempo, apiladas en la plaza del pueblo y quemadas.

La iglesia fue disparada, se usó como almacén de armamento y finalmente se quemó. La Iglesia no se desplomó por completo debido a los recios muros que la sustentan.

La inmensa mayoría de los documentos conservados en el Ayuntamiento de Quicena fueron destruidos durante la Guerra, motivo por el cual apenas quedan restos de documentación anterior a 1940

En esta contienda, dos monumentos de Quicena fueron de vital importancia: La ermita de San Pedro mártir y el Castillo de Montearagón, que sirvieron de trincheras para soldados de los dos bandos.


 

Urbanismo:

Las viviendas forman pequeñas manzanas, son poco voluminosas y construidas sobre piedra, tapial y, en menor medida, ladrillo, destacando enormes portadas con arco de medio punto. 

 


A finales del siglo XX el núcleo urbano se fue extendiendo con la venta de terrenos para la edificación de chalets y urbanizaciones.




A principios de este siglo XXI, se han ido acometidendo obras de mejora en los accesos al pueblo de Quicena, en sus calles y edificios principales.

Se han incorporado obras civiles nuevas como; el nuevo ayuntamiento, las piscinas municipales y el Parque Javier Tomeo.


 Documentos sobre Quicena:

 Postal de Quicena (2001)
 Postal de Quicena (2001)
Carta Puebla de Quicena (1266)
Rincones del Alto Aragón (Heraldo 699)
Quicena en 1981
Quicena en 1986
Informe sobre Quicena (2015) del Instituto Aragonés de Estadística
Folleto Informativo Quicena
Rutas por Quicena 01  
Rutas por Quicena 02 
 
Vídeo de Quicena
Patrimonio de la Iglesia de Quicena