Quicena y El Castillo de Montearagón (Huesca) : Historia y cultura de un pueblo
Quicena
Histórica y Cultural

Archivo de Montearagón


Los fondos documentales de esta canónica regentada por agustinos regulares, en las cercanías de Huesca, se conservan hoy día en su mayor parte en el Archivo Histórico Nacional de Madrid, sección de clero, con cerca de millar y medio de pergaminos sueltos de los años 1055 a 1792, ocho legajos de documentación suelta en papel, más un cartulario copiado en el siglo XIV, un registro de las bulas y demás privilegios de esta casa y un buen índice del siglo XVIII con reseña de los fondos documentales del archivo en aquel momento.

Es fácil hallar también algunas otras piezas originales de Montearagón en algún otro archivo oscense.

En general han sido objeto de publicaciones variadas, desde la difusión de lo que suponían sus fondos por los estudiosos del siglo XVIII.

Su condición de capilla real desde la fundación de este monasterio por Sancho Ramírez lo hizo depósito de documentación real aragonesa; además de la rica documentación suelta, con piezas interesantes pontificias y reales, este archivo contó con el mencionado cartulario del siglo XIV llamado tradicionalmente Libro verde por el color de su antigua encuadernación, donde en el siglo XIV se copiaron numerosos documentos reales, pontificios y particulares, algunos posteriormente desaparecidos; de este cartulario hay una copia en el archivo zaragozano de La Seo; fue también muy utilizado para sus notas por el académico Joaquín Traggia.

También se conserva un códice misceláneo del siglo XV, con documentos copiados, una lista de abades y una interesante crónica; hay otro cartulario del siglo XIV, hoy en el Archivo de la Corona de Aragón de Barcelona, que se preparó para la elección de abad en 1303.



Treudo de heredamientos en Huesca y Quicena